Logotipo de Filmac

Artículos:

El gestor de contenidos web

Un gestor de contenidos web es, básicamente, una herramienta informática que permite añadir, editar o eliminar la información textual o gráfica de un site. Con ellos, la actualización de una web puede ser llevada a cabo sin depender de los desarrolladores de la misma. 

Un gestor de contenidos otorga libertar para actualizar una web, sin depender de quienes la desarrollaron. Añadir, editar o eliminar textos, incorporar imágenes, activar o desactivar noticias, son tareas que no tienen porqué ser realizadas por terceros. Esto se traduce en un mayor control sobre el site y, si hacen las cosas bien, en un ahorro en los costes de mantenimiento.

Normalmente, el gestor de contenidos se encuentra alojado en un servidor externo (no en el ordenador del usuario) y se accede a él mediante un navegador web. Esto permite gestionar el web site desde cualquier lugar en el que exista un ordenador con conexión a Internet. Basta con teclear la dirección de acceso al gestor.

Por razones de seguridad, es muy común que tras teclear la dirección de acceso al gestor, se solicite una clave para poder operar con él. Esto evita que personas no autorizadas puedan modificar los contenidos del site.

En una web, no es necesario que todos los contenidos sean actualizables. Hay secciones que presentan información que previsiblemente perdurará en el tiempo, sin alteraciones significativas. Es el caso, por ejemplo, de la dirección de la sede central de una gran empresa.

Continuas modificaciones

Otro tipo de contenidos, en cambio, están sujetos a continuas modificaciones (descripciones de productos o servicios, precios, stocks, agendas de eventos, noticias de un sector determinado, etc...).  Si un website presenta este tipo de información, lo lógico es que cuente con una herramienta que permita gestionar dichas modificaciones de forma sencilla.

Si la web tiene más de una sección susceptible de actualización, el gestor de contenidos debería permitir el trabajo con cada sección por separado, mediante módulos que “ataquen” a las diferentes secciones de manera independiente.

Ahora bien, es muy común ver webs cuyos contenidos no sufren modificaciones en largos períodos de tiempo (o nunca), aun contando con versátiles herramientas de gestión, y con un elevado número de secciones actualizables. Nadie se ocupa, de forma seria, del mantenimiento del website. Esto último puede ocurrir por varias razones, aunque la principal causa es la inexistencia de recursos humanos dedicados al mantenimiento del site.

Buscar noticias relacionadas con un sector determinado, o mantener actualizada una agenda de eventos no es un trabajo sencillo. Se necesita tiempo y dedicación. Por ello, antes de acometer un proyecto de web actualizable mediante un gestor de contenidos, hay que tener muy clara la estrategia a seguir, y qué parte de la información es realmente necesario actualizar.

Además, hay que prever los recursos que serán necesarios para llevar a cabo esta actualización, así como el coste de los mismos.

Para evitar un trabajo excesivo por parte de las personas dedicadas al mantenimiento del site, existen soluciones que permiten automatizar la actualización de la información. Este es el caso de las noticias y los gestores de RSS, por ejemplo, aunque éste es el tema de otro artículo.

Todo depende de los objetivos

Es necesario identificar qué tipo de información no puede ser actualizada de forma automática y, dentro de este grupo, para cuál vale la pena hacer el esfuerzo. Decidir qué información debe ser actualizada mediante un gestor depende, evidentemente, del tipo de web y de los objetivos de ésta.

Actualizar precios de productos o servicios, o añadir productos o servicios nuevos son claros ejemplos (si la web está pensada para la venta online de los mismos).

Ante todo, hay que evitar que el usuario se encuentre con secciones en los que la última entrada date de más de un mes atrás.

Una web con contenidos actualizables, que es mantenida asiduamente, suele tener más visitas que aquéllas que presentan contenidos estáticos. Entre otras razones, porque los principales motores de búsqueda “premian” la actualización de contenidos mejorando las posiciones en los listados de resultados.

El posicionamiento no es una razón

Esto último, sin embargo, no debería ser el principal objetivo a la hora de desarrollar una web actualizable mediante un gestor de contenidos. No es raro que la decisión de invertir en este tipo de herramientas esté motivada por la hipotética mejora en las posiciones de los resultados de búsquedas. En un alto porcentaje, las webs desarrolladas bajo esa óptica decaen y mueren en corto tiempo, puesto que no se tiene en cuenta lo dicho anteriormente acerca de los recursos y el esfuerzo requerido.

Antes de tirarse al ruedo con un macro site lleno de secciones dinámicas, es preferible desarrollar una web estática en un noventa por ciento, con una única sección actualizable, pero que responda fielmente a unos objetivos claramente prefijados. Y dichos objetivos deben estar relacionados con la naturaleza misma de la web.

Una herramienta útil

Un gestor debe responder a las necesidades reales de los responsables de la web, directamente relacionadas con la naturaleza del site. Es muy importante evitar la “ofuscación tecnológica” y caer en la tentación de crear webs con un gran número de secciones actualizables, que luego serán abandonadas a su suerte.

En pocas palabras, un gestor de contenidos es una herramienta de gran utilidad, siempre que se tenga en cuenta que mantener una web actualizada requiere dedicación. Dicho gestor debe atacar a las secciones del site por separado, de forma independiente, y debería ser accesible desde cualquier PC con conexión a Internet. En el plano de la seguridad, un buen gestor solicita claves de acceso y, si es necesario, debe permitir la creación de perfiles de usuarios con diversos niveles de acceso y operativa.

Si a la hora de invertir en el desarrollo de una web actualizable se tienen en cuenta todos estos puntos, es muy probable que el coste y el esfuerzo valgan la pena, y cumplamos con los objetivos prefijados.

F.M.G. Consultor y director de proyectos


Las páginas de este site cumplen con los siguientes estándares:

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido!

Otras cosas:

Blog | 
Filmac: tarjeta de contacto