Logotipo de Filmac

Artículos:

La consultoría web

Una consultoría web consiste, por lo general, en estudiar el negocio del cliente, conocer cuál su actividad diaria, y familiarizarse con el perfil de los consumidores finales. Tras esto, se debe proponer un site con contenidos y funcionalidades concretas, que se ajuste a las necesidades reales del cliente.

Cuando un cliente dice “quiero una web, y  para mañana”, siempre me surge la misma pregunta: ¿hace lo mismo a la hora de comprar una casa?

Me imagino a ese cliente entrando por la puerta de una inmobiliaria, pidiendo una casa y, sobre todo, lo más rápido posible.

Esta situación es surrealista. Todos sabemos que, antes, debemos definir quiénes somos y qué necesidades tenemos. No es lo mismo tener un piso de estudiante que una casa para una familia compuesta por dos adultos, tres niños, un perro y un acuario. Por otro lado, encontraremos gente a la que le gusta vivir en el centro de la ciudad y, sin embargo, otra que prefiere hacerlo en una urbanización a las afueras. Unas personas prefieren las alturas y otras el jardín de su adosado…

Piso de estudiantes o loft de diseño

Eso sí, con independencia de gustos, que los hay muy diversos, hay una variable común a todos nosotros: el precio. Todos sabemos hasta dónde podemos llegar con nuestro dinero. Si no lo tenemos claro, seguro que el banco nos pondrá los puntos sobre las íes.  La variable precio ayuda a la hora de buscar una oferta de vivienda que se ajuste a nuestros bolsillos. A lo mejor, nuestro presupuesto solamente permite un sencillo piso de estudiantes o, por el contrario, podemos acceder a un loft de diseño.

Definir de forma concreta el concepto de “consultoría web” es muy difícil. El trabajo que conlleva depende de muchos factores. No es lo mismo hacer una consultoría para un cliente que viene y dice “quiero una web”, y punto, que una para aquel cliente que en la primera reunión de trabajo presenta un briefing con especificaciones de lo que necesita.

En el primer caso se hace necesario profundizar un poco. Hay que estudiar el negocio, conocer cuál es la actividad diaria, y familiarizarse con el perfil de los consumidores finales. Tras esto, se debe proponer un site con contenidos y funcionalidades concretas, que se ajuste a las necesidades reales del cliente.

Briefing inicial

Cuando, por el contrario, se cuenta con un briefing inicial en el que una empresa explica su actividad, y donde se exponen las características que debe cumplir el site, la labor del consultor se centra en el usuario final de la web. En este caso, el reto es desarrollar un entorno que cumpla con las exigencias del cliente, pero que al mismo tiempo sea atractivo y útil para los visitantes del mismo. Con otras palabras, el trabajo del consultor consiste en aportar ideas que complementen el proyecto web inicial.

En ocasiones, el objetivo del cliente es atraer público. Desea dirigirse a una audiencia determinada, con el fin de fomentar el conocimiento de su marca. En este caso el consultor puede proponer el desarrollo de una web que no esté relacionada directamente con la actividad de la empresa. Tras analizar el target del cliente, se establece qué tipo de web es la más indicada para alcanzar el objetivo planteado. ¿Un concurso online?, ¿un site de juegos?, ¿una web que satisfaga necesidades sociales?, ¿una tienda online?

Aquí es muy importante, además, evaluar la viabilidad del proyecto, calcular la inversión mínima necesaria (teniendo en cuenta los recursos necesarios para la gestión posterior), e indicar los plazos de ejecución.

Consultoría sobre webs ya creadas

Por último, una consultoría web puede efectuarse sobre un site ya existente. En este caso, el consultor debe analizar el comportamiento de los usuarios que visitan la web, estudiar los niveles de usabilidad y accesibilidad y determinar el posicionamiento en los principales buscadores. Su labor es similar a la de un auditor. Como conclusiones, deberá presentar, entre otras cosas, una batería de acciones que sirvan para aumentar la satisfacción de quienes visitan la web, mejorar la calidad técnica del site, y escalar posiciones en los resultados de los principales motores de búsqueda.

Bueno, al final de toda esta historia, nos damos cuenta de cuál es el papel de una consultoría web. De igual forma que confiamos en arquitectos, aparejadores o interioristas a la hora de definir nuestra casa, debemos hacer lo mismo con los consultores web. Su definición de un proyecto web a partir de lo que somos y lo que queremos, nos ayudará a la hora de alcanzar un resultado óptimo. Nuestro website no será algo extraño y responderá a nuestras necesidades. De la misma forma como cuando se acude al calor del hogar.

F.M.S. Consultor


Las páginas de este site cumplen con los siguientes estándares:

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido!

Otras cosas:

Blog | 
Filmac: tarjeta de contacto